Oncology Thrombosis Risk 7: Riesgo de ETV de los fármacos oncológicos

Fecha de publicación:
2020-10-16LL
Más información sobre el contenido
Cerrar criterios

Seguimiento de auditoría de criterios de conservación relacionados con XXXXX-XXXXXX

Fecha de publicación:
2020-10-16LL
Tipo de contenido:
Artículo

La asociación entre enfermedad tromboembólica venosa (ETV) y cáncer es conocida desde hace más de 150 años1,2.

Clásicamente, los factores de riesgo de la ETV en el paciente oncológico se han dividido en tres grupos:

• Factores de riesgo dependientes del tumor.

• Factores de riesgo dependientes del paciente.

• Factores de riesgo dependientes del tratamiento.

La quimioterapia se considera un factor de riesgo independiente para el desarrollo de ETV. Se estima que incrementa hasta seis veces el riesgo de padecer un evento tromboembólico, alcanzando una incidencia anual estimada en los tumores más trombogénicos superior al 10%3. El riesgo de ETV para los distintos citostáticos no parece homogéneo y hay diferencias significativas entre fármacos de diferentes familias e incluso entre los de una misma familia terapéutica4.

En la última década se han incorporado nuevos fármacos biológicos al arsenal terapéutico del cáncer, entre los que destacan los inhibidores de la tirosina cinasa, los anticuerpos monoclonales, las pequeñas moléculas los inmunomoduladores. El riesgo de ETV de estos fármacos no es bien conocido y tampoco se ha establecido la indicación de tromboprofilaxis cuando se empleen.

En la actualidad surgen dos cuestiones relacionadas con la ETV y el tratamiento del cáncer:

1. ¿Todos los fármacos presentan el mismo riesgo de ETV?

2. ¿Debemos diferenciar los nuevos tratamientos biológicos de la quimioterapia clásica?

Se dispone de pocos ensayos clínicos aleatorizados que hayan analizado de forma pormenorizada la incidencia y la probabilidad de ETV y de enfermedad tromboembólica arterial (ETA) asociadas a los tratamientos antitumorales teniendo en cuenta la localización del evento, el tipo de evento (sintomático o incidental), el tiempo de ocurrencia, la posibilidad de relación con otros tratamientos recibidos (cirugía, quimioterapia, otros fármacos, etc.) y su relación con un peor pronóstico.

Se ha demostrado una infraestimación de la incidencia de ETV en los ensayos clínicos. Como ejemplo cabe destacar lo publicado por el grupo italiano de Mandala en European Journal of Cancer5. Estos autores analizaron 28 ensayos clínicos aleatorizados de quimioterapia en cáncer colorrectal publicados en las principales revistas médicas (New England Journal of Medicine, Lancet, JAMA, etc.) y demostraron que menos del 25% recogían la incidencia de ETV en el texto o en las tablas de toxicidad, estando la ETV entre los criterios de toxicidad no hematológica del US National Cancer Institute.

Temas relacionados

    Más sobre ciencia

    Contenido recomendado