Doctor examinando una pierna

Thrombosis Medicine 1: Actuación en Embolia Pulmonar

Fecha de publicación:
2020-10-16LL
Más información sobre el contenido
Cerrar criterios

Seguimiento de auditoría de criterios de conservación relacionados con XXXXX-XXXXXX

Fecha de publicación:
2020-10-16LL
Tipo de contenido:
Artículo
Promocional:
Contenido no promocional

Epidemiología: La incidencia de la embolia pulmonar (EP) continúa en ascenso, si bien su mortalidad permanece estable, probablemente debido a las mejoras del abordaje diagnóstico-terapéutico. 

Fisiopatología: La disfunción del ventrículo derecho (VD) afecta aproximadamente a la mitad de los pacientes con EP. Su aparición depende de diversos factores, que incluyen la reserva cardiopulmonar, y no solo de la proximidad de la EP en la circulación pulmonar. Según la intensidad de estos factores puede producirse una dilatación del VD que comprometerá al ventrículo izquierdo (VI), provocando una situación de inestabilidad hemodinámica con elevada mortalidad.

Diagnóstico y estimación pronóstica: Valorar la inestabilidad hemodinámica debe ser la primera medida a realizar tanto para diagnosticar la EP como para su estimación pronóstica. Las determinaciones del dímero D (ajustadas por la edad), junto con las escalas de probabilidad clínica pretest, permiten optimizar la realización de exploraciones diagnósticas en pacientes con sospecha de EP. La utilización de escalas pronósticas en la EP permite diferenciar a los pacientes con bajo potencial de riesgo de complicaciones (con recomendación de alta precoz) de aquellos en los que la actitud terapéutica debe ser más intensiva por su mal pronóstico a corto plazo.

Tratamiento: Los pacientes con inestabilidad hemodinámica deben recibir terapias trombolíticas que aceleren la lisis de la EP y reduzcan la dilatación del VD que repercute sobre el VI. El resto de los pacientes deben recibir tratamiento anticoagulante. Los pacientes con estabilidad hemodinámica y disfunción del VD merecen una vigilancia clínica más estrecha para detectar el desarrollo de inestabilidad hemodinámica y poder valorar un tratamiento trombolítico de rescate. Los equipos multidisciplinarios de respuesta rápida (PERT, Pulmonary Embolism Response Teams) han demostrado su utilidad en la decisión de la mejor opción terapéutica para los pacientes con EP. A pesar de las limitaciones predictivas de las distintas escalas, debe realizarse un balance entre el riesgo de recurrencia y el riesgo hemorrágico para decidir un tratamiento anticoagulante extendido.

Temas relacionados

    Más sobre ciencia

    Contenido recomendado