Un médico examinando el hígado en un paciente

Thrombosis Medicine 5: Trombosis venosas esplácnicas

Fecha de publicación:
2020-10-16LL
Más información sobre el contenido
Cerrar criterios

Seguimiento de auditoría de criterios de conservación relacionados con XXXXX-XXXXXX

Fecha de publicación:
2020-10-16LL
Tipo de contenido:
Artículo

Las causas más frecuentes de trombosis venosa del eje esplenoportal (TVEP) son la cirrosis hepática y el cáncer. No obstante, en aproximadamente un tercio de los casos es atribuible a un origen no cirrótico y no tumoral. En estas últimas, hasta en un 60% de los casos se identifican factores trombogénicos sistémicos, y hasta en un 30-40% hay factores locales predisponentes. En la fase aguda de la trombosis portal, en estos pacientes, la presencia y la gravedad de los síntomas se atribuyen a la velocidad de instauración de la trombosis y la extensión de esta. Los pacientes presentan dolor abdominal con síntomas dispépticos inespecíficos (náuseas, plenitud posprandial) y respuesta inflamatoria sistémica con fiebre y malestar general, pudiendo aparecer síntomas de isquemia intestinal. Tras el diagnóstico de TVEP aguda debe iniciarse la anticoagulación lo más precozmente posible. En caso de no diagnosticarse en la fase aguda, o si fracasa el tratamiento, en pocos días se desarrollan vasos colaterales y el característico cavernoma que intentan, pero que mayoritariamente no consiguen, evitar el desarrollo de HTP y sus complicaciones. Sin embargo, la trombosis portal en los pacientes cirróticos suele ser asintomática y detectarse de forma casual en las ecografías de seguimiento, por lo que el uso de anticoagulación es controvertido en estos pacientes. La forma de presentación del síndrome de Budd-Chiari (SBC) primario puede variar desde la ausencia de signos y síntomas hasta un cuadro de fallo hepático fulminante. El tratamiento del SBC se basa en tres pilares: tratamiento de las manifestaciones clínicas, control de la enfermedad trombofílica subyacente y corrección de la obstrucción al flujo. Se recomienda utilizar tratamiento anticoagulante en todos los pacientes con SBC, independientemente de su etiología. En aquellos pacientes que no presentan mejoría o que desarrollan complicaciones graves a pesar del tratamiento anticoagulante debe plantearse la colocación de un shunt portosistémico transyugular intrahepático (TIPS).

Temas relacionados

    Más sobre ciencia

    Contenido recomendado